La picadura de la procesionaria del pino

91 309 45 87
La picadura de la procesionaria del pino

Cada año, al acercarse la primavera, cualquier veterinario de urgencias en Madrid se prepara para tratar con una de las plagas más peligrosas para nuestros pacientes caninos: la procesionaria del pino. Un tipo de orugas de color parduzco que, probablemente alguna vez te hayas encontrado, camina por el suelo formando una larga hilera. Cada oruga dispone a lo largo de su cuerpo de unos 500.000 pelos que se parecen a pequeños dardos envenenados.

Cuando un perro se encuentra con una de estas filas de orugas, suele acercarse a olisquearlas por curiosidad, y en ese momento, las orugas, asustadas, sueltan sus dardos liberando una toxina que puede ser mortal para el perro.  El perro comenzará entonces a sentir dolor, a tocarse el hocico con las patas, a hipersalivar, se le inflamará la lengua y en poco tiempo pueden aparecer úlceras y llagas.

Si te has topado con una fila de orugas, sin esperar un segundo, coge al perro y sal corriendo hasta un veterinario de urgencias en Madrid para que, lo más rápido posible, comiencen a aplicarle antihistamínicos y corticoides con los que reducir cuanto antes los efectos de la toxina.

Si la infección llega a la laringe del perro, podría morir de asfixia. Cada año, decenas de perros en toda España sufren los efectos de la esta peligrosa oruga y pierden una parte de la lengua que se necrosa en pocos días por la acción de la toxina. 

La mejor medida de prevención que puedes tomar es evitar los paseos por las zonas donde puede haber orugas, fundamentalmente en zonas pobladas por pinos, Si ves alguna hilera de orugas, avisa inmediatamente al ayuntamiento para que vengan a eliminarlas. Y recuerda que en el Centro Veterinario Carabanchel Alto podemos resolver cualquier problema de tu mascota.