¿Tu mascota puede sanar por sí misma?

91 309 45 87
¿Tu mascota puede sanar por sí misma?

¿Crees que solo es necesario acudir a la clínica veterinaria de Leganés cuando tu mascota enferma? Existe una corriente, cada vez más reconocida, que preconiza la superación de los parámetros de la veterinaria convencional para prestar atención a síntomas incipientes empleando técnicas alternativas y naturales. ¿Te apetece descubrir en qué consiste y cuán efectiva es?

No se trata de enfrentar la medicina veterinaria occidental con la tradicional china, ya que son complementarias. Se trata de transcender las barreras: existe evidencia científica de que las enfermedades responden a un cúmulo de factores desencadenantes que interfieren en el equilibrio energético, físico, mental y emocional de los seres vivos.

De este modo, si tu gato vomita bolas de pelo, presenta diarrea cada vez que le cambias de dieta o tu perro tiene una línea roja en las encías, en la clínica veterinaria de Leganés considerarán estos signos como relevantes y actuarán de forma proactiva para evitar complicaciones.

La medicina veterinaria holística va más allá al integrar los condicionantes ambientales en el diagnóstico y anticiparse al desarrollo de la enfermedad. La prevención y la detección precoz son sus máximas, logrando un alto rendimiento frente a las recaídas.

Se recurre a terapias alternativas como la acupuntura, quiropraxia, nutrición terapéutica, homeopatía, fitoterapia, aromaterapia, Reiki... para fortalecer el sistema inmunológico de tu mascota y movilizar sus propios canales de auto sanación.

¿Sabes que los chinos hace más de 3.000 años ya utilizaban la acupuntura para curar las lesiones de sus caballos? En la actualidad, los veterinarios holísticos se mantienen fieles a esta filosofía de preservación de la armonía con excelentes resultados en el tratamiento de los problemas funcionales como las parálisis, alergias o contra el dolor.

En el Centro Veterinario Carabanchel Alto recomendamos acudir al especialista con regularidad para realizar las revisiones periódicas de la mascota y favorecer así el éxito del tratamiento.